Municipio (I)

Palacio de Deportes de Cartagena

La semana pasada conocimos la noticia de que durante el primer trimestre del 2008 los ingresos por el impuesto de licencia de obra mayor y menor han caido en el Ayuntamiento de Cartagena entre un 30 y un 40 %, en relación al mismo trimestre del año 2007.

Éste es un dato objetivo que nos indica que lo que está ocurriendo en el terreno económico tiene repercusiones en todos los ámbitos, incluido el municipal, que está afectando significativamente a la confianza y a la percepción de los ciudadanos y que tiene más síntomas de crisis que de desaceleración.

A raiz de la publicación de estos datos, nuestra alcaldesa Pilar Barreiro declaró ( no sabemos si desde Cartagena o desde Madrid !!!) que el Ayuntamiento no iba a emprender nuevos proyectos, y que sólo se iban a atender los que ya estan en ejecución, con el fin de no endeudarse más de la cuenta. Dicho así, sus palabras parecen razonables.

Aceptando que proyectos como el nuevo Palacio de Deportes o el Auditorio Municipal pueden ser obras de interés general y que tendrán una respercusíon positiva en la vida de la ciudad, no podemos olvidar que otras obras menores, pero que repercuten directamente en la vida de los vecinos de barrios y pedanías, no deben ser relegadas a un segundo o tercer nivel de relevancia.

En este sentido resulta lamentable ( por poner sólo un ejemplo) el estado del alumbrado, de calles y de aceras en el entorno del barrio de las 600 y de la Avenida de Murcia. Pasar por la noche por delante del Centro de Salud Virgen da la Caridad ( conocido popularmente como “el parchís”) puede convertirse en un ejercicio de espeleología, y no porque haya ninguna cueva, sino por la absoluta oscuridad del entorno, permanente durante años.

No puede ser que las zonas menos céntricas o menos transitadas por los viandantes ( y por los turistas) queden en al más absoluto de los abandonos en servicos imprescindibles. Así que, el descenso de ingresos municipales como conscuencia de la crisis, no debe repercutir en que obras menores necesarias se dejen de proyectar o realizar. Estas obras deben ser atendidas y no se pueden suprimir o postergar porque la crisis y la reducción de ingresos nos apremien. Otras obras mayores sí, obras menores indispensables no acometidas durante mucho tiempo, no.

Desde UPyD defendemos y defenderemos la igualdad de servicios municipales básicos para todos los ciudadanos. Residan en el barrio que residan, sea éste del centro o la periferia.

Anuncios

1 comment so far

  1. […] las actuaciones urbanas prioritarias en Cartagena. En un artículo que escribí en el mes de Abrl ,Municipio I, ya comenté el deplorable estado en el que se encuentra esa […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: