Municipio (II)

Carril bici en Cartagena

Viajar a ciudades como Edimburgo o Innsbruck ( aproximadamente el doble de población que Cartagena la primera y la mitad la segunda ) puede resultar muy agradable por ser dos ciudades de gran encanto, aunque, seguramente, también nos producirá una cierta envidia al compararlas con nuestra ciudad si nos fijamos en sus redes de transporte público y en su sostenibilidad.

Tanto una como otra tienen una red de autobuses amplia, con gran periodicidad y puntualidad anunciadas en carteles luminosos en cada parada. Una gran mayoría utilizan como combustible biodiesel o hidrógeno. Además Innsbruck tiene una completa red de líneas de tranvia.

Sin necesidad de irnos al extranjero, podemos encontrar en España ciudades, como Vitoria, con un planteamiento global sostenible para sus medios de transporte y para la incorporación de la bicicleta mediante el contínuo despliegue de carriles bici.

A principios de mes el Concejal de Desarrollo Sostenible de Cartagena, Joaquín Segado, presentó los nuevos horarios de autobuses urbanos, pasando en muchos casos de 20 a 15 minutos la cadencia de paso. Está bien que se incremente la frecuencia, pero tampoco 15 minutos es para echar las campanas al vuelo. Núcleos de población como Los Dolores y Polígono de Santa Ana necesitan de una frecuencia bastante mayor, al menos en las horas punta.

El hecho de que los ciudadanos sepan con certeza que van a poder ir al trabajo y regresar a su casa de forma puntual y en un tiempo razonable, será lo que les motive a utilizar el medio de transporte público, en este caso el autobús.

El otro puntal del tranporte y movilidad sostenibles es la adopción de medidas para facilitar el uso de la bicicleta. El Ayuntamiento de Cartagena puso en marcha hace un año y medio el programa “Bicity”,( http://wwwe.cartagena.es/bicity/). que consiste en un sistema de préstamo gratuito de bicicletas. Se pueden utilizar durante unas horas al día, con varios puntos en la ciudad para la recogida y la entrega. Es, sin duda, una medida en la buena dirección, pero que no ha sido acompañada, ni parece que lo vaya a ser, de la otra medida, casi imprescindible, para una rentabilidad y utilización por parte de los ciudadanos del programa. Y esta medida no es otra que la habilitación de una red de carriles bici. Los únicos tramos que pueden ser denominados como tales, ( aunque con algunas pegas) son los de la calle Jorge Juan ( alrededor de 1 km.) y los de la subida a Tentegorra. En el caso de Jorge Juan, el carril se confunde con la acera, y se podría haber acometido junto a la calzada . Además, según la asociación cartagenera Via Libre (http://www.vialibrecartagena.org/portada.htm) el trazado de un anillo de carril bici en Cartagena es una obra que precisa, más que otra cosa, de voluntad política, porque no tendría gran complejidad técnica ni un coste económico desmesurado.

Desde UPyD propondremos el desarrollo de actuaciones para una movilidad sostenible, como un eje prioritario en la actuación política, y no como algo que “hay que hacer” porque politicamente es “conveniente y correcto”.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: