Ministra: ¿las tropas españolas en Afganistán ya no están en misión humanitaria?

Eso es lo que parece decirnos  Carmen Chacón. Edurne Uriarte escribe hoy en ABC que  nuestra Ministra se nos ha convertido en neocon.

Chacón, neocon

 Edurne Uriarte

Nunca imaginé a la ministra Chacón pronunciando un discurso neoconservador. Pero lo ha hecho. Dos militares asesinados han provocado la extraña transformación. La de nuestra ministra de Defensa como abanderada de la posición neocon. De la doctrina Bush, que tiene dos sentidos, el ataque preventivo, pero también, el uso de la fuerza militar para defender la libertad, la de los afganos y la de los occidentales.
Bush y los neoconservadores, tan denostados y odiados por la izquierda europea y muy en particular por nuestro Gobierno, defienden exactamente lo reivindicado por Chacón en Herat. El neoconservadurismo es eso. Que los que han arrancado la vida de nuestros soldados amenazan al pueblo afgano y a todos los hombres y mujeres libres de Occidente. Que desean someternos a su terror y que eso incluye a las familias españolas. Lo ha dicho Chacón, pero sus palabras reproducen la esencia teórica e ideológica de la guerra contra el terrorismo de Bush y los líderes neoconservadores.
El problema del discurso neocon de Herat es que la ministra ni se ha enterado de que lo ha hecho. Sus palabras improvisadas son, probablemente, el descuido intelectual de quien está obligada a dar sentido y honor a la muerte de dos militares, de quien no puede fantasear con la misión de paz delante de dos cadáveres. Porque Chacón y este Gobierno carecen de posición en Defensa. Más allá de lo de las misiones de paz y la Alianza de Civilizaciones, que son, precisamente, estrategias para huir de la definición de esa posición en Defensa. Sobre el uso de la fuerza y sobre la guerra.
Hace sólo cinco semanas, en una comparecencia en el Senado, Chacón aún criticó las operaciones bélicas del ejército americano en Afganistán y abogó por otra estrategia, la reconstrucción del país y la ayuda humanitaria. Es decir, misión de paz, desaparición de la fuerza, aunque salten a tu lado los cuerpos despedazados por los talibanes que no se dejan derrotar por la misión de paz.
Como ha recordado Fernando Reinares, más del 70 por ciento de los atentados talibanes se dirigen contra civiles afganos. Y ellos necesitan a la ministra neocon, no a la pacifista.
Anuncios

1 comment so far

  1. javier on

    No se si recuerdan los que han hecho la mili, ( cada vez son menos) en que consistía el juramento a la bandera. Decia algo asi: Soldados, ¿jurais por dios o por vuestro honor, respetar y obedecer a vuestros jefes, no abandonarles nunca, y derramar en defensa de la soberania e independencia de la Patria, su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, hasta la última gota de vuestra sangre?. Los soldados gritabamos: Si juramos. Contestación: si asi lo haceis, la patria os lo recompensará y premiará si no, merecereis su desprecio como indignos hijos de ella.
    Puede que a alguien le suene una forma extraña de expresarse, que no tenga cabida hoy en dia. En un mundo hedonista y estas cosas ponerse a hablar de sangre, de morir y matar, de disciplina hasta la muerte, de la patria ( por dios que es eso), Pero este es el juramento que millones de españoles hacían delante de su bandera. Este es el juramento que esos dos soldados que murieron el otro dia, y todos aquellos que han muerto, han sido heridos o aunque han resultado indemnes llevan en su retina los horrores de la guerra, realizaron en su dia, en algun patio de armas, en algun acuartelamiento de nuestro ejército.
    ¿ A que viene esta reflexión?. A que yo también hice ese juramento, yo tambien participé en misiones de paz, y nunca entendi que tenia que ver lo que yo habia jurado con lo que nos mandaban hacer los políticos. Supongo que a los compañeros que hoy están en Afganistan, precisamente la BRILAT ahora destinada alli, fue mi hogar durante dos años, les ocurrira lo mismo.
    Sin medios, muchas veces con escasos meses de entrenamiento, ordenes contradictorias, políticos que vienen a hacerse la foto, calor, frio, sueño, miedo, aburrimiento. Eso son las misiones de paz para los soldados. Para los políticos sin embargo, son lo que mejor les venga en cada momento.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: