Valcárcel y las inercias

Creo que ya no queda ninguna duda de que las cada vez más frecuentes divergencias entre las comunidades autónomas   a la hora de afrontar temas generales, están llegando a límites insospechados. Claro, que esta circunstancia no es casual, sino que  reponde a unas inercias propiciadas desde el propio gobierno central , con Zapatero a la cabeza, de las que ya no pueden o no quieren escapar la mayoría de los presidentes autonómicos.

Las actuaciones de los máximos gobernantes de comunidades autónomas, nos dejan con la boca abierta cada vez más a menudo.   Olvidan un hecho de la mayor relevancia,  que ellos son los máximos representantes del Estado en su respectivos territorios. El caso de Montilla es especialmente singular , porque el próximo día 10  se va a poner al frente de una manifestación organizada para cuestionar a otro poder del Estado, algo inaudito.

Estas inercias también han afectado a  Valcárcel, hasta el  punto de hacerle olvidar que él es el principal garante del cumplimiento de las leyes  y que , por tanto,no puede proponer la suspensión de su aplicación. Esto es lo que hizo ayer al anunciar que no iba a acatar la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo, quedando ésta sin aplicar en la Región de Murcia. El hecho de que la mencionada ley haya sido muy cuestionada no puede suponer que una vez aprobada en el Congreso y en vigor, tras su publicación en el BOE, se proponga, nada menos que por el Presidente de la Comunidad Autónoma, una especie de insumisión. Desde UPyD no apoyamos la redaciión de esta ley en el Parlamento, de hecho, Rosa Díez formuló una enmienda a la totalidad. Los motivos que llevaron a UPyD a adoptar  esa posición son que la ley no es en realidad una ley de plazos, ya que sigue contemplando  determinados supuestos ; nuestra  oposición  a considerar  que una ley de estas características otorga derechos y a que las menores de 18 años, a partir de los 16, puedan tomar la decisión de abortar sin el consentimiento expreso de sus padres.

Pero a pesar de  de nuestra oposicición frontal, defendemos el cumplimiento estricto de las leyes mientras éstas estén en vigor. Y hasta que el Tribunal Constitucional no resuelva los recursos presentados, la ley  se debe cumplir. Esto, tan fácil de entender para cualquiera, es algo que, en diferentes asuntos,  algunos presidentes autonómicos no quieren aceptar, entre ellos, Ramón Luís Valcárcel.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: