No era inevitable

La estrategia consiste en dejar en el ambiente que esto que nos está pasando era inevitable, en crear un estado de opinión que nos lleve a la conclusión de que ellos son los gestores a los que les ha tocado lidiar con una situación muy desagradable de administrar, pero haciendo énfasis en la idea de que ellos no han tenido nada que ver, que la culpa es de otros.

Hasta ahora, Valcárcel y su gobierno nos han vendido la especie de que todos los problemas de la financiación regional tenían como culpable a Zapatero. Y sí, Zapatero es el culpable de haber despilfarrado y derrochado lo que el Estado tenía como superavit hace dos años mediante la política populista de la devolución de los 400 euros, el cheque bebé indiscriminado o la apertura y cierre de aceras de los Planes E. Zapatero también es culpable, lo hemos dicho insistentemente desde UPyD, del desinterés del Gobierno central en la exigencia rotunda para que las Comunidades Autónomas rindiesen cuentas de la ejecución de sus presupuestos y de su déficit. Además, él fue fue el principal impulsor del gasto público exacerbado hasta mayo, cuando obligado por la Unión Europea dio un giro brutal a su política económica.

Pero, dicho esto, el derroche y el despilfarro de la Región de Murcia sólo tienen un responsable: Valcárcel. El hecho de que la financiación autonómica sea deficiente, no justifica que el gobierno regional haya hecho sus cuentas como si contase con un dinero con el que no contaba. La existencia de esa supuesta situación discriminatoria en la financiación autonómica, en la medida de que no es sobrevenida, no puede explicar la situación de las cuentas públicas de 2010 ni exime del cumplimiento de una gestión del dinero público que ha sido nefasta e irresponsable.

Cuando el agua le ha llegado al cuello, pero nunca antes , el gobierno regional ha obrado de forma similar a como lo hizo el gobierno de Zapatero, adoptando unas medidas brutales e injustas de recorte que afectan a los empleados públicos por segunda vez en 7 meses, y que han provocado la rebaja de sus sueldos entre un 10 y un 12 %. Hasta que no se han encendido todas las alarmas, el Gobierno regional no ha tenido pudor ni empacho, hasta ultimísima hora, en derrochar y despilfarrar: los gastos en eventos culturales por encima de las posibilidades económicas del momento, los patrocinios de eventos deportivos sin un retorno asegurado al tejido industrial regional, el incremento, hasta este mismo año, de los presupuestos de la tv regional, al tiempo que se rebajaba un 60% la ayuda al desarrollo o las campañas turísticas de muy dudosa eficacia, son sólo unos ejemplos de cómo ha despreciado el gobierno de Valcárcel los avisos sobre la necesidad de ser austeros si no queríamos llegar a esta situación, que en absoluto era inevitable, sino, muy al contrario , bien previsible.

Se nos dice desde el gobierno regional que estas medidas salvaguardan los servicios esenciales de sanidad y educación, como si las condiciones laborales y salariales de médicos y profesores, elementos fundamentales de esas áreas, no tuviesen incidencia en su calidad. El gobierno de Valcárcel se enfrenta ahora a los resultados de una política irresponsable y caprichosa que deja a la Región en una posición de enorme fragilidad y que tiene como paganos, otra vez, a los trabajadores del sector público.

Algunos no hemos cesado de denunciar hasta la saciedad durante los últimos meses, todo este despropósito del Gobierno de Zapatero y del Gobierno de Valcárcel. Ahora le toca a la sociedad sacar sus propias conclusiones.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: