¿Se rompe España?

Imagen

 Ayer, con motivo del 12 de octubre, participé en una charla coloquio, organizada por  UPyD en San Pedro del Pinatar,  titulada “¿Se rompe España?” . Se  abordaron los principales problemas a los que nos enfrentamos. También participaron los concejales de UPyD, Rubén Serna, Miguel Sánchez,  José Luís Ros y  Encarna Hernández. Os dejo  aquí el texto de  mi intervención, en la que me referí al modelo territorial y la propuesta que hacemos desde UPyD.

El Título VIII de la CE de 1978 ofreció una respuesta, que parecía factible, al problema endémico del constitucionalismo español: la forma territorial de Estado. No cabe duda que la España de las Autonomías ha sido un importante y gran logro (…) pero tampoco podemos dejar de ver las disfuncionalidades que su desarrollo está generando, especialmente a raíz de la ruptura del consenso que supusieron los Estatutos de tercera generación a partir del Estatuto Catalán de 2006. 

El Estado de las Autonomías es el resultado de una improvisación permanente. Es un modelo híbrido e indefinido de Estado descentralizado con rasgos federales, confederales e incluso centralistas (como el mantenimiento de las Diputaciones provinciales)

Y esa falta de definición ha sido la excusa y el argumento perfecto para que el nacionalismo haya exigido, de forma permanente, una serie de contraprestaciones para sus territorios, a cambio del apoyo a los ejecutivos   del PP o PSOE  para gobernar el Estado, algo a los que PP y PSOE se han prestado gustosamente.

La consecuencia es que España soporta muchos de los inconvenientes de un Estado federal, como la complejidad administrativa territorial y las disparidades legales, sin ninguna de las muchas ventajas de los diversos modelos federales vigentes en Estados Unidos, Canadá, Australia, Alemania, Suiza, Austria y otros países

El federalismo bien desarrollado aporta una administración pública más eficiente y una descentralización del poder político acorde con los principios democráticos.

En UPyD pensamos que un modelo federal simétrico  es la fórmula más adecuada para la complejidad y heterogeneidad de España, un país de larga tradición descentralizada (al menos desde el siglo XVI hasta el XIX, y sólo centralizado férreamente durante la dictadura franquista e incluso entonces con “excepciones forales”) y diferencias territoriales relevantes de todo tipo, desde lingüístico-culturales e históricas hasta económicas y puramente geográficas.

La clave del modelo federal y de su estabilidad y eficiencia radica en el principio de supremacía federal, según el cual la Constitución prevalece por encima de cualquier otra norma legal federada, en la lealtad federal, y en la distribución de competencias entre las administraciones del Estado federal.

La propuesta de UPyD es un Estado fuerte con competencias exclusivas, descentralizado en Comunidades Autónomas con la misma capacidad legislativa e iguales competencias y con el mismo sistema de financiación, basado en la responsabilidad fiscal.

La reforma de la  Constitución deberá fijar una lista de las competencias de cada entidad territorial, estableciendo de manera clara y definitiva qué trnasferencia son exclusivas para el estado y cuáles son transferibles a las CC AA ( las mismas  para todas) El Estado federal español debe aclarar la maraña administrativa en la que anida el despilfarro y la corrupción, prescindiendo de aquellas instituciones que ya no tienen sentido, como las Diputaciones

Respecto al mapa autonómico, deberá quedar fijado en la reforma constitucional, si bien pueden estudiarse, y en su caso aprobarse, fusiones voluntarias de Comunidades Autónomas que busquen optimizar extensión territorial,

Claro, que hay que aclarar que este modelo federal y absolutamente igualitario  para  organizar el Estado, no tiene nada  que ver con el que está defendiendo el PSOE para intentar dar respuesta al órdago independentista del Gobierno de la Generalitat.   El PSOE habla en realidad de federalismo asimétrico con  un régimen singular de financiación para Cataluña  – por no hablar del derecho a decidir que el PSC defiende o del mantenimiento del privilegio que suponen  los regímenes forales en País Vasco y Navarra -. En realidad es más un modelo confederal , con  negociación y pacto bilateral, que produce desigualdades y agravios.

Termino, hoy 12 de octubre, día de la fiesta nacional, yo creo que tenemos que decir que España no se va a romper si somos capaces de llegar a un modelo igualitario justo y equitativo como que defendemos desde UPyD.

De no ser así, España igual no se rompe en pedazos, pero si se va a seguir descomponiendo a base de desigualdades en los derechos para los ciudadanos.

Imagen

 

Anuncios

3 comments so far

  1. Maribel Sanchez on

    De acuerdo con todo lo q propones para las comunidades

    • China on

      I love this post!! Cogtiatulanrons on your new marriage!I love the picurte of the sunset mid-flight! Thanks so much for linking up and sharing a great set of picurtes! I’m interested in hearing about the DIY wedding projects! -Lianne @

    • Grade A stuff. I’m unquestionably in your debt.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: