Unos presupuestos alejados de la realidad

Los presupuestos regionales para 2014, presentados en la Asamblea Regional  durante los últimos días por los distintos Consejeros,  comparten  algunas características comunes. Entre ellas,  partir de unos supuestos económicos falsos, que  quedan desmentidos desde el minuto  1, y la contradicción  entre lo que  el gobierno regional dice considerar  prioritario y los recursos que destina en los  presupuestos a esas supuestas prioridades.

Las cifras del presupuesto regional, en su conjunto, están absolutamente alejadas de la realidad, ya que, por ejemplo, hemos comprobado cómo la deuda de la CARM prevista para 2013, unos 3500 millones de €, se ha elevado a una cifra próxima a los 5.000 en este ejercicio. A partir de ahí, estimar, como se hace en el proyecto de presupuesto, que    la  cifra  de deuda prevista para 2014 pueda elevarse hasta  unos 5.500 millones de €, no parece muy creíble. Esta previsión asume como deuda los 200 millones del aval de Corvera, pero puede ser todavía mucho más alarmante, ya que no incluye  la posibilidad de hacer frente a los 600 millones que reclama por vía judicial la empresa que construyó la desalinizadora de Escombreras. Esa situación, provocada por la nefasta gestión del gobierno de Valcárcel, sí nos llevaría a la debacle de la Comunidad.

 Estar alejado de la realidad es presupuestar, en lo relativo a los ingresos, un aumento de un 3,67% en la participación autonómica del IVA, cuando la economía regional está claramente deprimida. Y simultáneamente  a  este aumento del consumo,  se prevé una disminución en la recaudación autonómica por el impuesto sobre la renta, un 2,84%, con lo que se predice una disminución de la generación de renta. Esta circunstancia  nos subraya la incompatibilidad de una   disminución de renta con el  aumento del consumo.

Desde UPyD hemos reclamado insistentemente  durante los últimos años el incremento  de  los impuestos de Patrimonio y de Sucesiones. En 2013 el gobierno regional aparcó su resistencia a adoptar esa medida. Para  el presupuesto de 2014, contempla una previsión de subida de un 50% en el de Patrimonio, unos 34 millones de €. . Lo que queda claro es que si se hubiesen recuperado antes, las cifras de recaudación  impositiva y de ingresos de la Comunidad, habrían sido mucho mayores. Una sencilla multiplicación nos indica lo que se podría haber recaudado y utilizado para no tener que aplicar ahora recortes de manera tan intensa en educación, sanidad o servicios sociales.

Y volvemos a insistir  en nuestro rechazo al nuevo contrato de 12 millones de subvención  para la televisión regional, que la Consejería de Economía  ha presupuestado, conjuntamente, con la de Presidencia. Gobernar es priorizar y en ese sentido resulta incomprensible  que, en la actual situación de crisis, se sigan derrochando  millones de euros en una televisión que, en buena medida, ha sido un  carísimo aparato de propaganda del gobierno regional, algo perfectamente extrapolable al resto de Comunidades con canal de televisión  autonómico.

En el capítulo de contradicciones del presupuesto  destaca la insistencia desde el gobierno regional en que la Agricultura y el Turismo son fortalezas  y  piezas claves y estratégicas para la salida de la crisis, algo compartido de forma unánime, mientras que, simultáneamente, las partidas que se consigna para la primera se ha reducido en casi un 50 % en los últimos tres años y las destinadas a  Turismo representan tan sólo el 0,1 % del presupuesto regional, siendo  recortados,  de nuevo  para 2014,  en un 3,09%.

 En Sanidad y Política Social, se  insiste en la política de recortes y reducción de servicios, que conllevarán el consiguiente incremento de las listas de espera,  y se “consolida”   una  situación insostenible para muchos dependientes.  Además,  se  plantea un presupuesto que en origen ya nace con agujeros financieros. Por ejemplo, el presupuesto  referido al gasto farmacéutico  para  todo 2014 es de  229 millones de €,  cuando en los nueve primeros meses de 2013 ya se han gastado 223 millones.  Y sonrojo produce la normalidad con la que se asume el gasto  de  6 millones de € en intereses de demora  por el retraso del pago a proveedores de Sanidad.

Los presupuestos presentados nos informan también de la importancia que el Gobierno regional concede a  Educación y Universidades, y en particular a la enseñanza  pública: un 2 % menos en Educación, aunque para la concertada hay un incremento del 1,8 %, y un 4,71 % menos para Universidades, son medidas que restan futuro a la Región. Del mismo modo no es entendible que en la actual coyuntura, y con más del 50 % de paro juvenil, el apartado de Formación Profesional sufra un  recorte de más del 7 %, cuando se supone que  la FP  se iba a impulsar con el Plan de Empleo Juvenil aprobado en la Asamblea Regional hace unos meses.

En resumen,  unos presupuestos que, en nuestra opinión,  no ofrecen una respuesta adecuada a la situación de  una Región con 215.000 personas en paro y con índices de deterioro social cada vez más evidentes.

Artículo publicado en el diario La Opinión de Murcia

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: