Pocos motivos para el optimismo

Seguramente, lo más repetido en estos primeros días del año es  el conocido “año nuevo, vida nueva”. Esa expresión  pretende dar una nota de positivismo, intentando  dejar atrás las cuestiones  que nos hayan podido ir mal durante los doce meses anteriores. Lamentablemente, en lo que respecta a la situación económica, social y política de  la Región,  esa frase no  la vamos a poder pronunciar con mucha convicción. Valcárcel  habló de “optimismo” las pasadas navidades, pero cuando se marche a Bruselas en unos meses, dejará aquí una situación muy preocupante.

No puede haber optimismo en una Región con un 30 % de paro y más del 50 %  de desempleo juvenil. Una cifra de paro que, según nuestras previsiones, va a volver  repuntar en los  próximos meses. La realidad es que los desempleados de larga duración , los que llevan más de dos años sin trabajo, ante las nulas expectativas de encontrar un empleo, están renunciando a apuntarse en las oficinas del SEF, por eso baja la lista del paro.

 Y  esto en un contexto de recortes y  graves retrocesos  en Educación, Sanidad, Dependencia  y  prestaciones sociales , con datos como los ofrecidos por  el  informe PISA sobre el preocupante estado de la educación en la Región, o los  aportados por  la Asociación de Defensa de la Sanidad Pública, que además de señalar que la inversión per cápita en la Región consolida  los  recortes en Sanidad, hace énfasis en las crecientes desigualdades entre las Comunidades Autónomas, lo que vuelve a justificar la propuesta de UPyD de que  la  Sanidad sea competencia estatal.

Los  temas “estrella”  de la agenda política son una sucesión de fracasos para el gobierno regional. En política de  agua, el PP  ha vendido como  éxito el memorándum sobre el Tajo, cuando, en realidad, la  reserva de 400 hm 3  supone un quebradero de cabeza para los agricultores. La deuda de la desalinizadora  de Escombreras   llegará a los 600 millones de euros en el año 2034, de los que  ya se prevé el abono de  12 millones  en los presupuestos de  2014. Respecto a Corvera, Valcárcel  ha repetido insistentemente que no nos iba a costar  ni 1 euro  a los ciudadanos. Sin embargo, el Gobierno regional ya  ha pedido un préstamo de 186 millones para evitar la ejecución del  aval que  se  concedió para su conclusión, por el que pagaremos 23 millones de € en los próximos tres años. Además de la complicación añadida por la situación de Sacyr en Panamá.

Y para concluir  la “colección de éxitos”, el Comisario europeo, Johannes Hahn, ha respondido a una pregunta en la que el  europarlamentario de UPyD, Francisco Sosa Wagner, se interesaba por las  acciones  previstas en la UE para que  la línea del AVE en su llegada a Murcia  “no genere un problema urbanístico y social”. Su sorprendente respuesta ha sido que “las autoridades españolas no han solicitado formalmente ninguna cofinanciación para el acceso a la ciudad de Murcia. Increíble, pero cierto: nuestros gobernantes renuncian, en plena crisis, a fuentes de financiación. Así pues, pocos motivos hay para el optimismo en 2014.

Publicado hoy en La Verdad de Murcia

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: